El dogma de las urnas.

Los sistemas políticos, para sobrevivir, depositan toda su confianza en los principios que los ciudadanos sustentan, ya que ellos dejaron de creer en los suyos hace tiempo, se conocen.

Resulta machacón escuchar diariamente el argumento de la «legitimidad de las urnas», y como ante tal aseveración contertulios, medios de prensa y audiovisuales se pliegan tal y como si fuera un dogma.

Es difícil de creer que quienes argumentan de esa manera terminen por  confiar en sus propias palabras, ya que más parece un ejercicio de cinismo que otra cosa. Cinismo que confía en que la torpeza de los ciudadanos, dará por buena tal aseveración.

«Las urnas no se concibieron para desestructurar el propio sistema que las ha instalado».

Quienes depositaron su voto en las urnas no lo hicieron para desmontar un sistema sanitario, ni para sostener con el sudor de su frente a un sistema financiero que ha secuestrado la vida ciudadana, ni para manipular los medios, ni para llevar a cabo una reforma laboral que pusiera a los pies de los caballos  a más de seis millones de personas, ni para negociar más precariedad en las condiciones laborales, ni recortes sociales, ni para privar de educación a sus hijos

La percepción del ciudadano es simple:  la voracidad de los mercados se está adueñando de una estructura social creada con el esfuerzo de generaciones. Los nuevos salvadores del sistema educativo, sanitario, social, convierten en negocio particular y rentable el capital de las familias  a cambio de restricciones.

El patrimonio ciudadano ahora tiene marca,  no blanca precisamente, a coste cero.

La inversión de los estados  que se destinaba a sostener estructuras sanitarias, sociales y demás, ahora pasa directamente  al capital privado para sostener una estructura con fines más lucrativos que sociales, a coste cero.

El cinismo cotidiano niega lo evidente, subvierte valores, niega la evidencia de una corrupción que ha esquilmado y esquilma a la sociedad; mientras quienes deben y debían velar miran hacia otro lado e incluso participaban o participan de ella  y como contrapartida se ofrece estrechar más el cerco a los ciudadanos, apelando a sus principios.

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

11 Respuestas a “El dogma de las urnas.

  1. Cuanta razón tienes Carmen, en este magnifico artículo, lástima que a para quienes va ni siquiera lo leerían aunque lo tuvieran ante sus ojos (y no por ceguera precisamente). Un abrazo Carmen.

  2. Pingback: El dogma de las urnas. | FRANKYSPOILER´SCRT

  3. Gracias Frank,, negar la mayor parece ser la consigna. Un abrazo.

  4. ricardocorazondeleon78

    Es un hecho tan grande y real como una Catedral (con cacofonía incorporada).
    Hemos demostrado como siempre que somos animales, El burro y la piedra, con votar una y otra vez a quien no nos ha convenido. Pero también el pueblo ha sido estafado. No se cumple jamás lo que se anuncia. Y no hay cárcel ni siquiera demanda por incompetencia o por negligencia profesional cuando se van de sus cargos y dejan el Estado hecho unos zorros y encima con unas pensiones de por vida que ya nos gustaría a todos.
    Un buen artículo, Carmen.
    Un saludo.

    • Gracias Ricardo, a ver si empezamos a despertar y exigir a los políticos que respeten la constitución que supuestamente han jurado defender. En su arrogancia están convencidos de que su cinismo convence. Un abrazo y gracias

  5. Enrique Ríos Ferrer

    Muy buena reflexión, Carmen. Si me permites, sólo añadir que la legitimidad de las urnas es la que lleva a ciudadanos honrados e inocentes a votar a sus representantes. Quienes una vez, desaprensívamente y con engaño, han tomado el poder cual golpe de estado, se preocupan mediante mil artimañas de que no se den cuenta de que tienen la misma legitimidad para convocar nuevas elecciones y echarlos. Siempre he mantenido que los resultados electorales, con un mínimo de firmas o consenso, deberían poder ratificarse en las urnas de nuevo a los dos años. Como una moción de censura. Y si no la pasaba, convocar generales de nuevo. De éste modo los gobiernos acelerarían lo bueno para mantener el respaldo popular hacia la segunda parte del mandato. Una mayoría absoluta e intransigente cómo la de éste gobierno no debería ser permitida ante tanto dolor que están causando. Un abrazo!

    • Tienes toda la razón Enrique. Es una ofensa a la respetabilidad de los ciudadanos hablar de legitimidad de las urnas, cuando lo que está sucediendo es lo más parecido a un golpe de estado orquestado, en nombre de una democracia que se vulnera cada minuto. Un abrazo y gracias 🙂

  6. La democracia no es perfecta; es la tiranía de la mayoría. Los que siempre hemos pertenecido a una minoría en la manera de pensar aprendimos muy pronto a no esperar nada de los políticos. Somos marginados de la sociedad, pero en cierto modo, más libres. Yo hace muchísimos años que no me acerco a las urnas y no espero nada de ningún gobierno. Mi manera de aportar un granito de arena para conseguir un mundo mejor es otra. Aun así, tengo que decir que he tenido la suerte de ir a parar a un país donde conmigo personalmente, el gobierno se ha portado muy bien. Lo que está pasando en España es lamentable; me da mucha pena.

    • ´Lo que está pasando en España es un escándalo, un poder político a los pies del mundo financiero y que juntos están desestructurando la sociedad, creando unas condiciones sociales insostenibles sin importarles que los más desfavorecidos sean quienes sostengan el edificio de sus desvaríos. Un abrazo Carmen y gracias 🙂

  7. Muy de acuerdo con vosotros: “Quienes una vez, desaprensivamente y con engaño, han tomado el poder cual golpe de estado…” Maravilloso artículo Carmen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s