Difama y recorta. La política de la difamación

El veneno instilado en la sociedad a través de la difamación está surtiendo efecto. La política de recortes que se está llevando a cabo en la UE, ha ido precedida de la difamación pertinente por parte de nuestros políticos, a los sectores a recortar.

Los últimos recortes en educación, sanidad, salario de funcionarios, derechos de trabajadores; acompañados de la subida de impuestos varios, transportes, hidroeléctricas, etc…, etc…., etc…. se orquestaron con  una precampaña  difamatoria, que ha convertido a los ciudadanos en una especie de golfos que no merecen nada de lo que han construido durante generaciones.

El recorte sanitario, precedido por la difamación conveniente de inmigrantes, de los sin papeles, así como la difamación a pensionistas y un  “deja caer” en la sociedad que no merecen la pensión por la que han cotizado toda su vida, ellos y sus familias; que tal vez resulta demasiado costoso sufragar gastos a enfermos crónicos,  lo que sugiere una especie “eutanasia pasiva” por abandono. Un mirar hacia otro lado, un “lavarse las manos” impúdico.

Discapacitados y dependientes abandonados a su suerte, por la convicción de que es un lujo para la sociedad sostener individuos que no producen.

Difamación a trabajadores de la sanidad, educación, etc.., etc…. El objetivo es claro, apelan a lo peor en cada uno de nosotros, para que simule se aplica un recorte para el bien común. Cuando ese bien común, resulta haberse convertido en un bien privado, gestionado por quienes de la noche a la mañana, se encuentran al frente de empresas públicas, ahora privadas, cuyos beneficios ya no revierten al servicio público, sino al sostenimiento de una estructura privada, con ánimo recaudatorio.

La última tendencia es la difamación del poder judicial y editorial que no se pliega a las intenciones de manipulación de la ley, en favor de los intereses espurios de políticos, que pretenden utilizar la ley para vulnerar los derechos constitucionales de los ciudadanos. Amenazados subrepticiamente con recortes en sus atribuciones y salarios.

El recorte educativo, hace énfasis en malos estudiantes, repetidores, becarios que abusan; profesores que dedican poco tiempo, que cobran demasiado, etc.., etc…. Olvidan que la educación es un acto de responsabilidad personal y colectiva; que  nos acompaña toda la vida, que los individuos que acceden a la educación en  edad adulta lo hacen por vocación a la propia formación y conocimiento.

La división entre sociedad y políticos está servida. Cuando la sociedad se siente más unida en la adversidad de soportar a unos políticos cegados por su proyecto gregario y, expresamente sordos a la indignación popular, sólo queda la difamación. Sembrar la sospecha entre los ciudadanos, para que se acechen entre ellos, para así aplicar  un recorte en los derechos adquiridos hace décadas.  Sacar partido a la insolidaridad entre ciudadanos, no es juego limpio.

No se ha escatimado en medios de difamación a estudiantes, trabajadores, pensionistas, amas de casa, inmigrantes,  educadores y a todo lo que se mueve. La estrategia es clara, dividir a los ciudadanos, para que aquellos que estén en situación menos ventajosa, acepten el recorte.

Esta generación política debería retornar a las aulas. A las aulas donde el humanismo se impartía como requisito para observar y vivir en el mundo. Humanismo en el que los principios de rectitud, honestidad, veracidad y de servicio al pueblo, protección al débil, generosidad, etc… no se disfrazaban con la careta de la falsa virtud de magnificar el defecto en el otro para obtener rentabilidad propia.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Difama y recorta. La política de la difamación

  1. Tienes toda la razón del mundo en tu observación sobre la clase política española. A pesar de ello no sé si me resulta más desconcertante y descorazonador que los políticos sean como son y hagan lo que hacen o que los ciudadanos, a día de hoy aún en su mayoría, aunque nos pese, parezcan dispuestos a dejarse hacer. Dicen algunos estudiosos que cada sociedad tiene la clase política que le corresponde y merece, pues ésta no sale de otro lugar más que de la propia sociedad a la que representa, en todos los sentidos. Personalmente, prefiero creer que no es así y que tarde o temprano el pueblo, recordemos, en el que reside la soberanía nacional según el art. 1 de la Constitución, reaccionará y conseguirá tener unos políticos a la altura de las circunstancias. Esperemos que sea más temprano que tarde.

    Saludos!

    • Esperemos que sea así Carmen, es un espectáculo desolador ver la insolidaridad campando como si de una virtud necesaria se tratara, con el beneplácito de políticos que transmiten a los ciudadanos que no merecen nada de lo que han conseguido con generaciones de esfuerzo; sin embargo generaciones de financieros, banca , etc… acaban siendo un modelo a seguir. Se condena a la inmigración, la sanidad, la educación y se constituye a la banca como un modelo de cómo hacer las cosas para sobrevivir a costa de el fraude continuo>: El ciudadano acaba siendo una especie de mangante y la banca la salvadora. En fín, despropóstio, tras despropósito.

  2. Realmente ha sido así. No conozco gente que haya vivido por encima de sus posibilidades, pero sí personas que han vivido y viven su vida pagando hipotecas…
    Insensibilidad, eso es lo que más se ha sentido y nos ha llegado de parte de quienes tenían y tienen las riendas del gobierno.
    Creo que estamos aprendiendo una gran lección. Y el pueblo tendrá la última palabra.

    • Me alegra verte por aquí Pilar, como dices espero que como pueblo despertemos de una vez por todas y no repitamos los errores de permitir que nuestras vidas estén en manos de auténticos bandoleros políticos. Ya se han caído las caretas. Un abrazo .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s