El egoísmo racionalizado vs El imperio de las pocasmanos

Fútbol, toros y Quemadillas, es  el último entretenimiento de los profesionales de los medios, que a fuerza de desinformar, se ponen al servicio del político de turno y retornan al periodismo de los años 60 en que había prensa especializada en sucesos.

Rizando el rizo han descendido un escalafón más en su caída en picado, pues en aquellos años, los sucesos  se consideraban un subgénero y no se incluía en los diarios, si no que era una edición independiente, pues los periodistas de pro.. no lo consideraban digno.

Ahora como aves rapaces se lanzan en picado a debates, superdebates, CSI Miami, CSI Quemadillas,  y demás lindezas sobre la morbosidad de un asesinato, del que hacen bandera informativa. Ahí se emplean bien en faena, para no emplearse en la que debieran.

Los políticos se quejan de tener mala prensa. No es que tengan mala prensa, es que no tienen prensa, la han ejecutado.  Además no necesitan prensa, con sus declaraciones atroche y moche se califican, para después no entender la mala acogida de la opinión pública.

Olvidan, o no quieren saber, que gobernar no es desmantelar, si no sobre lo que hay, construir.

Haciendo bandera de lograr prosperidad, el ciudadano observa que ésta sale corriendo hacía inversiones poco claras, cuando no delictivas, que con un cuajo que escandaliza, se venden como un paso hacia delante.

El retroceso es palpable. Nuestros políticos haciendo declaraciones encaminadas a que la opinión pública acepte las bondades de las reformas aplicadas, nos retrotraen a un panorama ya visto. La recomendación de algún viejo político de aumentar la familia para salir de la crisis, en cuando menos, una ofensa al sentido común.

Así como la recomendación de volver a usar pañales para las criaturas de múltiples tejidos reutilizables, porque previamente se ha incrementado el IVA en productos básicos, bajado los sueldos, quitado prestaciones, etc…, etc.. , etc…

En breve, recomendarán el hacinamiento como buena salida a la crisis, para poder hacer negocio inmobiliario con los deshauciados por esa banca ejemplar, empeñada en arruinar a todo aquel que no participe del estado de corrupción.

Querer convencer de  que la gestión privada salvará lo público, es el colmo de la racionalización del egoísmo, que viene a ser algo así como: con el dinero público montamos un chiringuito y lo rentabilizamos; sin embargo esa rentabilización no revierte sobre quien ha invertido, que al fin y al cabo es el ciudadano, si no en los nuevos gestores del bien ajeno.

El ciudadano volverá a pagar por los servicios en los que ha invertido con sus impuestos (que no son pocos). Este ánimo recaudatorio in crescendo, paradójicamente, tiene como fin la financiación de negocios privados que van a ocupar el espacio de servicios de primera necesidad de la población. Todo a beneficio particular.

Por otro lado, se ha pedido la dimisión de cierta concejal por la difusión, mal intencionada, de un vídeo subido de tono. Eso si que es coger el rábano por las hojas; ya que no se pide la dimisión ni se cesa a quienes arruinan familias, lanzan improperios a colectivos, malversan fondos, etc……;  Decencia mal entendida, pues la decencia va por otra vía que no es precisamente la genital, que al fin y al cabo es asunto privado de la tal concejala.

En las familias de bien, se enseña aquello de no mentir, no robar, no malversar y sobre todo no darse golpes de pecho por el error ajeno, ni magnificarlo, para que el propio pase desapercibido. Es de jardín de infancia, público, claro.

No parece que estén muy acertados nuestros bienhechores, pues cuanto menos quieren que se sepa, más se sabe. Les guste o no, la verdad no hay quien la esconda por mucho tiempo.

El siglo XX trajo la caída del bloque socialista en la que la participación de la canciller alemana; casualmente, o no, fue notable. Este siglo XXI en el que el capitalismo, se acepte o no, está tocado de extinción, vuelve a poner a los mismos  actores en juego. Ese modelo social que permanece en la mente de políticos que añoran tiempos pasados, quienes confían en que el capitalismo resurja para unos pocos, a costa de los muchos, está tomando visos de caricatura, por parecerse cada vez más a una conjura de egoísmo, cuyo objetivo es que el bien común se concentre en unas pocas manos.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “El egoísmo racionalizado vs El imperio de las pocasmanos

  1. Muy cierto lo que dices. La sociedad ya se ha acostumbrado a la pésima prensa que tenemos en la actualidad (muchos diarios, todos enfadados y todos queriendo llamar la atención como si del “¡Qué me dices!” se tratara), los políticos que parecen disfrutar riéndose de nosotros a todas horas, hablando de austeridad sin dar un ejemplo, subiendo al estatus de heroe a ciertos políticos que sólo hace falta investigar un poco para ver que no son tan heroes…
    El avance social, tecnológico y económico debería traer beneficios para todos, pero en todos los rincones del globo hay gente que lo está pasando mal, de una forma u otra.
    Y los encargado de poder solucionar los problemas están demasiado bien como para preocuparse al 100% de los probelmas. Lo suyo sería colocar en puestos de economía a gente que entienda de economía, y lo mismo en todas partes…. pero eso no suele hacerse. Las amistades y el dinero valen más que la labor que se hace por la sociedad…
    Y la solución no es volver atrás reclamando una política socialista, engalanando la república, o diciendo “qué malo es el capitalismo” tachando a EEUU como el mismísimo demonio…
    La solución, a mi parecer, sería que la nueva generación, los que vendrán después de estos viejos que gobiernan actualmente, tomen el toro por los cuernos y empiecen de cero una serie de medidas que favorezcan a todos.
    Un abrazo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s